25/11 DIA INT. ELIMINACION DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
Búsqueda por palabra clave
 
Poder y liderazgos
Sexualidades
Salud
Género
Formas de Violencia
Familias
Economía y trabajo
Derechos
Legislación
Educación
Arte y cultura
Ecología
Espiritualidad femenina
Historias de vida
Quiénes somos
Agenda en papel
Contáctenos
Incorporarse
Para Delpy, la familia es la base del ahorro - Ivor Davis

LOS ANGELES ( Page Up/The New York Times News Service ).- ¿Es posible hacer un film barato en esta era de megaproducciones y complejos multipantallas? Haga de cuenta que usted es Julie Delpy y comprobará que la respuesta está en el casting. Contrate a su madre, a su padre, a unos cuantos amigos y hasta a su ex novio para ocupar la mayoría de los lugares clave de la película. Y si quiere ahorrarse unos cuantos dólares más, no se limite a protagonizarla: sea su productor, su director, escriba el guión y ocúpese también del montaje. Y ya que está, ¿por qué no agregar música original de cosecha propia?
El resultado es 2 días en París , una extravagante comedia romántica que marca a los 37 años el debut como directora de Delpy, que nació en París y actualmente reside en esta ciudad.
En la película, Delpy es Marion, una fotógrafa francesa de espíritu abierto que regresa a su casa de la capital francesa con Jack, su actual y excéntrico novio norteamericano (Adam Goldberg), con el propósito de que éste conozca a los padres de la chica y, por lo que se ve, también a los novios anteriores.
La relación entre Marion y Jack es bastante turbulenta: los días de ambos transcurren alrededor del sexo, reproches mutuos y constantes desacuerdos a partir de diferencias culturales. Empiezan, por ejemplo, discutiendo acerca de si el conejo asado es una opción razonable para el almuerzo y terminan con una pregunta mucho más importante: ¿hay futuro posible para la pareja?
"Cuando no se tiene mucho dinero para hacer una película, como en mi caso, lo que hay que hacer es rodearse de aquellas personas a las que uno les tenga máxima confianza. Escribí el personaje de Jack pensando deliberadamente en mi novio Adam, y para interpretar a los padres de Marion siempre tuve en la cabeza a mis propios padres, porque los dos son actores maravillosos", se justifica Delpy.
La película se rodó en sólo cuatro semanas y costó menos de dos millones de dólares. "He peleado muchísimo para conservar el lado oscuro de esta historia y agregarle algún comentario de tinte político. Por eso creo que la película puede resultar un poquito dura para todos: hombres, mujeres, franceses y norteamericanos", subraya la actriz y ahora también directora.
Hija, como se dijo, de actores (Albert Delpy y Marie Pillet), Delpy comprendió desde muy chica el significado del dinero en su profesión. A los 12 años comenzó a repartir fotos suyas entre directores de casting, y de ese modo consiguió sus primeros y pequeños papeles en el cine. "Cuando era chica, mis padres tenían muy poco dinero y estaba cansada de ponerme la ropa que dejaban mis primos después de los castings. Quería tener la misma ropa que el resto de los chicos. Pero lo que menos me gustaba era depender económicamente de otras personas. Y como no disfrutaba eso de ser la hija de... entendí muy pronto que tenía que empezar a trabajar para ganar dinero por mis propios medios", señala Delpy.
Después de graduarse en 1993 en la escuela de cine de la New York University, Delpy se mudó a Los Angeles, donde gracias al manejo fluido de tres idiomas (inglés, francés e italiano) rara vez tuvo necesidad de salir a buscar trabajo. Con ese atributo y su talento se convirtió rápidamente en una estrella del circuito de películas de arte, sobre todo con la exitosa Antes del amanecer (1995) y su secuela, Antes del atardecer , rodada nueve años después. Desde entonces creció en ella el sueño de convertirse en directora.
"Estaba dando vueltas alrededor de una historia, filmada en el Pacífico, con soldados japoneses en la Segunda Guerra Mundial, pero rápidamente me dijeron que sería muy costosa, así que la única manera de hacer realidad mi sueño era pensar en una película de bajo presupuesto. Entendí enseguida, después de trabajar en el guión de Antes del atardecer , que una película ambientada en París sería mucho más barata y fácil de financiar", detalla.
¿Cómo llegó a conseguir el dinero? "Tuve que matar a mucha gente -bromea-, pero hablando en serio lo que hice fue llevar mi guión a Alemania para convencer a alguna gente de que podían apoyar financieramente el proyecto. Todos pensaron que iba a hacer algo parecido a Antes del amanecer y se tranquilizaron. Quise convencerlos de lo contrario, pero no lo conseguí."
Pero lo que más la enorgullece es haber logrado, como productora, que 2 días en París haya sido vendida a 54 países. "Es la película más vendida de toda la historia del cine francés y el truco está en que cuenta muchas cosas. Habla de hombres y mujeres, de franceses y norteamericanos y, sobre todo, de las relaciones ocultas detrás de algunas cuestiones culturales."

Fuente: Diario La Nación - Miércoles 26 de marzo de 2008

Imprimir esta nota Enviar este artículo por e-mail
Postales virtuales
Enlace a foros
Instituciones y ongs
Mujeres profesionales
Encuesta mensual
Newsletter quincenal
BUSCADOR DE ONG'S
ESTABLECER COMO PAGINA DE INICIO

TERMINOS Y CONDICIONES | © 2005 PORTAL DE LAS MUJERES. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS