25/11 DIA INT. ELIMINACION DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
Búsqueda por palabra clave
 
Poder y liderazgos
Sexualidades
Salud
Género
Formas de Violencia
Familias
Economía y trabajo
Derechos
Legislación
Educación
Arte y cultura
Ecología
Espiritualidad femenina
Historias de vida
Quiénes somos
Agenda en papel
Contáctenos
Incorporarse
Córdoba tendrá división de lucha de trata- por Juan Federico

El anuncio se filtró en la inauguración del primer refugio provincial para las víctimas de trata de personas. Se trata de un pedido añejo de distintas organizaciones.
El día en que comenzó a funcionar el primer refugio para víctimas de trata de personas en la provincia de Córdoba (el tercero en el país), se conoció que la Policía está a punto de lanzar una división íntegramente dedicada a combatir este tipo de delitos.
El anuncio trascendió ayer durante la inauguración del refugio en el edificio de Tribunales I. Entre los oradores, estuvo la madre de María de los Ángeles Verón (“Marita”), Susana Trimarco, una mujer que en los últimos años trascendió su solitaria lucha en Tucumán para intentar encontrar a su hija hasta convertirse en un emblema transnacional.
Tras el acto, y ante una consulta de La Voz del Interior, Trimarco subrayó la importancia de que las fuerzas policiales tuvieran una división dedicada de manera especial a la trata.
Al tocar este tema, recordó cómo fue su experiencia en Tucumán: “La división de trata se fundó por pedido mío al gobernador, pero no funciona porque el jefe de Policía es amigo de los proxenetas, está muy claro, a mí me consta porque él sale a minimizar los delitos, a decir que en Tucumán no hay trata, no hay droga, que está todo muy bonito, pero yo salgo a recorrer y veo que todo está a la vista, los chicos con el ‘paco’, las menores en los prostíbulos... no están ocultas, están a la vista de todos, pero no hacen nada. Entonces, armé un equipo de trata de personas con Gendarmería Nacional, con el que trabajamos de manera excelente”.
“Mirá que me recorrí todo el país y lamentablemente me duele decir que dentro de la institución policial de mi provincia hay corruptos a los que le molesta que se haya creado una división de trata de personas, les molesta que yo esté luchando, que recorra los prostíbulos y que me pare y les grite ‘delincuentes’, ‘explotadores de mujeres’, les molesta que yo les diga que vayan a los prostíbulos ya que hay menores casi desnudas paradas en la puerta”, agregó.
Ayer, mientras se dirigía al público, Trimarco miró al jefe de Policía, Alejo Paredes, quien estaba sentado en la primera fila junto al director de Investigaciones Criminales, Sergio Comugnaro, y le dijo: “Alejo, muchas gracias por ser un buen policía, operativo cada vez que te necesitamos”.
“No para de latir”. En un emotivo discurso, Trimarco comenzó intentando buscar palabras para describir la emoción que sentía. “Mi corazón no para de latir, se cumplió mi sueño, estoy muy feliz, muy contenta; desde que en 2002 empecé a buscar a mi hija, la he pasado muy mal, me sentí muy sola, pero esto me llena de fuerzas para seguir buscando a mi amada hija, Marita, que es mi objetivo”, arrancó la mujer, convertida, a esta altura, en un emblema del coraje.
“Lamentablemente no he podido hallarla, pero sí a muchas chicas (más de 600), muchas víctimas que no teníamos donde dejarlas”. Fue así que Trimarco ideó un hogar-refugio para albergar en condiciones dignas a estas mujeres, donde son contendidas por especialistas.
Con el apoyo del gobierno de Estados Unidos, a través de la Embajada en Argentina, en un lugar secreto de Tucumán se inauguró hace pocos años la primera casa de la Fundación Marita Verón. Ahora, en Córdoba, se abrió la tercera, también en un lugar secreto para seguridad de las víctimas.
“La trata de personas viola todos los derechos humanos que se puedan imaginar; con sólo pensar que mi hija sigue atrapada en esa trampa, me pone los pelos de punta”. Y contó lo que a diario se padece en los prostíbulos: “Hay chicas explotadas que quedan embarazadas y las hacen trabajar los nueve meses, hasta que tienen el hijo. Esos niños ya son víctimas desde el vientre de sus madres”, dijo.
Penas para los clientes
Sobre el proyecto para penar a los clientes de las mujeres sometidas, Trimarco respondió: “Este delito existe porque hay clientes; es un país machista, donde aún se insiste en que las mujeres están ahí porque ‘les gusta’, pero a nadie le gusta ser torturada ni violada”.

Fuente : La Voz del Interior-28-08-2010 *

Imprimir esta nota Enviar este artículo por e-mail
Postales virtuales
Enlace a foros
Instituciones y ongs
Mujeres profesionales
Encuesta mensual
Newsletter quincenal
BUSCADOR DE ONG'S
ESTABLECER COMO PAGINA DE INICIO

TERMINOS Y CONDICIONES | © 2005 PORTAL DE LAS MUJERES. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS